¿Crossfit? Tienes que probarlo

CrossFit es un entrenamiento compuesto por ejercicios funcionales, en constante variación y ejecutados a alta intensidad. En términos más simples es el deporte del fitness fruto de combinar cardio, halterofilia y gimnasia. Seguridad, eficacia y eficiencia son las tres facetas más importantes del mejor programa de fitness.

El CrossFit es exigente, duro, doloroso … y divertido. Es un deporte porque, a su manera, pero está regulado y hay competiciones. Es un programa de fitness en busca del hombre más fuerte del planeta. Es el método ideal para mantenerse en forma y divertirse entrenando.

Desde el comienzo, el objetivo de CrossFit ha sido lograr un fitness amplio, general e integral. La intención es crear un programa que brinde la mejor preparación a quienes entrenan para una contingencia física; prepararlos no sólo para lo desconocido sino también para los imprevistos.

La especialidad de CrossFit es la no especialización

Crossfit va dirigido a cualquier tipo de persona. Mayor potencia, fuerza, resistencia cardiovascular y respiratoria, flexibilidad, coordinación, resistencia en general, agilidad y equilibrio son importantes para los mejores deportistas del mundo y para la tercera edad. Las necesidades de una persona y las del deportista Olímpico difieren en grado, pero no en tipo. Mediante un entrenamiento profundo y la asignación incremental de peso, CrossFit enseña a quienes buscan cuidarse, a realizar los mismos movimientos realizados por entrenadores profesionales en entornos selectivos y exclusivos de forma segura y con la máxima eficacia.

El CrossFit se estructura normalmente en sesiones de entrenamiento de una hora de duración, que combinan ejercicios de fuerza, resistencia y agilidad. El núcleo de cada sesión es el llamado WOD (siglas de workout of the day, entrenamiento del día), que cambia a diario y es el mismo para todos los asistentes al box en esa jornada. Esta misión, compuesta por varios ejercicios, suele ser de corta duración e intensidad alta. Vista desde dentro, la cosa cambia bastante: la intensidad es aún mayor de la que uno creía y lo de “corta duración” es muy relativo: un WOD de pocos minutos (pongamos 10) puede resultar tan agotador que quien lo lleva a cabo llega a tener la sensación de estar en aquel planeta de Interstellar en el que los minutos realmente eran años. Años de trabajo físico, exigente, duro, doloroso, agónico … ¿y divertido? Pues si. Pese a las agujetas. Las agujetas infernales.

El repertorio de ejercicios que se realizan en un box es amplio, pero hay unos cuantos, básicos y recurrentes en los WODs, que deben ser conocidos y comprendidos bien antes de ser ejecutados. La enseñanza de sus técnicas (que debería ser exquisita en todos los boxes… y a veces no lo es) es una de las justificaciones del CrossFit como deporte independiente. También de sus elevados precios. Al lado del entrenamiento personal e individualizado, es barato. Pero si comparamos las tarifas de los boxes con las de los gimnasios tradicionales (incluso los más sofisticados), no lo parece.

Existe una amplia variedad de deportes que implementan CrossFit como parte del entrenamiento.